¿Por qué hay canciones más pegadizas que otras?

¿Por qué hay canciones más pegadizas que otras?

Durante muchos años han existido temas musicales que han cautivado el oído del público a pesar del poco contenido lirical del mismo. Canciones como Gangnam Style, Happy o Shake it Off, han logrado calar de gran manera en la sociedad y se han convertido en éxitos mundiales; pero ¿cómo sucede este fenómeno?

Oído y subconsciente conectados

Normalmente el ritmo de la canción es lo primero que engancha al espectador, un ritmo simple pero agradable al oído humano genera una buena calificación por los consumidores musicales que continuamente buscan innovaciones en esta área artística. Es común encontrar ritmos repetitivos, esto sucede con el fin de crear un constante bucle en la mente para asociar este ritmo o sonido repetitivo del tema a este mismo y de esta forma generar más reproducciones para disfrutarlo o simplemente expulsarlo de la cabeza de una vez por todas. 

Un factor que caracteriza todos los éxitos pegadizos de los últimos tiempos es un coro fácil de internalizar el cual gracias a sus repeticiones crea un tarareo constante de ese pequeño fragmento. Palabras claves son las principales fortalezas de estas fracciones que hacen un tema tan singular y de fácil comprensión para los escuchas. 

Al alcanzar el bucle mental, es muy común observar personas tararear un poco del tema que acaban de escuchar, esto hace más fácil la reproducción de esta canción nuevamente para intentar expulsarla, sin embargo, esto solo ocasiona una constante repetición hasta convertir en un hábito escuchar ese sencillo y es muy probable que este vuelva a su mente más adelante en el día. 

Pegadizas pero históricas

Ciertos temas han quedado en la memoria de los fanáticos de la música y entre ellos se pueden encontrar: Bohemian Rhapsody, Moves Like Jagger, Bad Romance, Alejandro, California Gurls y Harlem Shake, son varias canciones que han logrado cautivar al público por su simplicidad, velocidad, métrica y capacidad de invasión positiva, por ello han alcanzado un reconocimiento mundial. 

A pesar de todos los estudios realizados, aún no hay una respuesta clara del porqué estos temas musicales se vuelven tan pegadizos y perduran a lo largo del tiempo en la historia de la música. Sin embargo, estos han funcionado para comprender un poco más el funcionamiento cerebral del ser humano y la capacidad para memorizar ciertos elementos existentes en la vida cotidiana. 

Lo cierto de todo es que la música sigue en evolución y con las nuevas tecnologías, es mucho más fácil realizar éxitos que calen en la cabeza de los amantes de este arte. Mejores maneras de crear ritmos pegadizos y líricas sencillas que enganchen y cautivan aún más público tanto joven como adulto y añadir más éxitos a la ya extensa lista de canciones populares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *